Menú principal

5 consejos para sentarte frente al ordenador

5 consejos para sentarse frente al ordenador

Una mala postura frente al ordenador, especialmente para aquellas personas que pasan muchas horas tecleando en el trabajo, puede derivar en lesiones de espalda más o menos serias. En VitaNauta vamos a darte 5 consejos para sentarte frente al ordenador, de manera que no sobrecargues de trabajo a tu ya de por sí sufrida columna vertebral.

Mantén la espalda recta

La lumbalgia, ya sea aguda, subaguda o crónica (de más de 12 semanas de duración) es una de las principales causas de bajas laborales en nuestro país. Para evitar ser presa de este agarrotamiento es imprescindible que mantengas la espalda recta, es decir, las orejas en línea con tus hombros y estos, asimismo, en línea con las caderas. Si tu mesa de trabajo no permite que tus piernas logren una perfecta alineación en relación con la espalda, lo mejor es que te hagas con un reposapiés.

Hombros y brazos relajados

Como cuando vas conduciendo, tus hombros y brazos han de estar relajados y no excesivamente alejados del tronco, para evitar que se sobrecarguen. Ten en cuenta que el conjunto rodillas-caderas-hombros deben estar en un ángulo de 90 grados.

A la altura de los ojos

La pantalla del ordenador tiene que estar a la altura de tu línea de visión en horizontal. De hecho, la parte superior de la pantalla debería estar uno o dos centímetros por encima de tus ojos, si marcásemos una línea recta imaginaria. Para conseguir esta elevación, te recomendamos que te hagas con una bandeja o atril. En el mercado las hay a buenos precios y muchas, además, cuentan con ventiladores de refrigeración incorporados.

Al alcance de la mano

Coloca todo lo que puedas necesitar a lo largo de tu jornada (documentos, teléfono, agua, bolígrafos…) de manera que estirando el brazo puedas alcanzarlo. Muchas lesiones musculo-esqueléticas se producen a partir de tirones causados por estiramientos en frío.

Descansa de vez en cuando

Del mismo modo que es necesario que descanses cada hora para que los ojos no se te agoten, hacer lo propio es también una manera inmejorable de evitar que nuestra espalda no sufra más de la cuenta. Intenta levantarte o estirar cada 60-70 minutos, da pequeños paseos o relaja los músculos. Lo importante es que sepas identificar cuando tu columna se está cargando demasiado, de manera que puedas proceder a darle un merecido descanso a lo largo de la jornada. Basta un minuto de relajación para evitar males mayores.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>