Menú principal

5 trucos para superar la depresión postvacacional

trucos para superar la depresión postvacacional

La depresión o síndrome postvacacional es un estado anímico anormal que, en ocasiones, conduce a alteraciones físicas y psicológicas (ansiedad, insomnio, mal humor, dificultades para comer, mal comportamiento del aparato digestivo…). La causa es la incapacidad de la persona para adaptarse de nuevo a su rutina laboral, tras un periodo de vacaciones más o menos prolongado. Hoy queremos mostrarte 5 trucos para superar la depresión postvacacional de manera sencilla o, al menos, hacer que sus efectos sean menos intensos y prolongados en el tiempo.

No apures tus vacaciones

En efecto, los expertos coinciden en que lo peor que puedes hacer es llegar a casa el domingo por la noche para incorporarte a tu trabajo la mañana del lunes. En general, cuanto más largo es tu periodo de vacaciones más tiempo necesitarás para aclimatarte. Prueba a volver a tu hogar 3 o cuatro días antes de comenzar a trabajar de nuevo. Queda con tus amigos, retoma tus hábitos prevacacionales (comidas, hora de levantarte y acostarte…) progresivamente y vete asimilando el retorno. Puedes, en este sentido, aprovechar para preparar el trabajo; no, no te estamos diciendo que trabajes los últimos días de tu descanso, pero sí que puedes consultar correos pendientes o contactar con algún compañero de oficina, aunque sea para tomar un café, para que te ponga al tanto distendidamente de lo sucedido en tu ausencia.

Diseña la reentrada

No siempre es posible hacer esto pero, siempre que puedas, evita volver a trabajar un lunes. Lo ideal es que tu retorno se produzca de jueves o viernes. Así, al tener tan cerca el fin de semana, el shock será menor.

Comienza progresivamente

No te agobies pensando en la cantidad de correos por leer, expedientes por tramitar o clientes que visitar. Trata de empezar, al menos la primera semana, poniéndote al día y realizando las tareas que te resulten menos tediosas o monótonas . En este sentido, agosto es el mes en el que los especialistas recomiendan volver de vacaciones, ya que, en general, el nivel de actividad en las empresas es mucho menor.

Haz deporte

En efecto, antes o después de tu jornada, o en las horas destinadas a la comida, aprovecha para practicar algo de deporte. En efecto, correr, nadar o ir al gimnasio, además de ayudarnos a tener un cuerpo 10, nos sirve para segregar dopamina (el neurotransmisor de la felicidad y el optimismo) y liberar la mente del estrés. Asimismo, nos permite llegar más cansados al fin de la jornada y, por tanto, conciliar mejor el sueño.

Plantéate objetivos

No hay sensación más horrible que la de pensar que se acaban las vacaciones y queda todo un año para disfrutar de las próximas. Otro de los 5 trucos para evitar el síndrome postvacacional tiene que ver con establecer objetivos. Para empezar, piensa que desde las vacaciones al final de año hay fiestas y, asimismo, seguramente tendrás días libres “guardados”. Salpica el calendario de cada mes con escapadas de fin de semana, excursiones, días libres, comidas o cenas con los amigos o actividades deportivas programadas. Saber que cada mes, cada pocos días, tienes una actividad que te ilusiona y apetece te permitirá sobrellevar la vuelta al trabajo tras las vacaciones.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>