Menú principal

Claves del estilo decorativo neoclásico

decoración neoclásica

El neoclasicismo en arquitectura y arte (http://es.wikipedia.org/wiki/Neoclasicismo ) surgió en el XVIII como una búsqueda y vuelta a los postulados estéticos del clasicismo grecorromano. En decoración, sin embargo, estamos ante una tendencia de rabiosa actualidad, una de las líneas de arquitectura y diseño de interiores que, sin duda, están marcando tendencia en el 2015.

Hoy queremos mostrarte algunas de las claves de la decoración neoclásica para interiores.

Equilibrio entre ayer y hoy

Como el propio concepto te puede sugerir, el estilo de decoración neoclásica busca equilibrar y combinar lo nuevo y lo antiguo. Junto con elementos arquitectónicos más contemporáneos conviven piezas de mobiliario de inspiración clásica.

La luz, el color y el espacio son elementos claves para lograr los efectos decorativos deseados.

El triunfo de la luz

Una de las claves de una casa decorada al estilo neoclásico es la luz. Te recomendamos que maximices al máximo la luz natural que entra a la casa del exterior, suprimiendo en la medida de lo posible elementos como cortinas o estores. Asimismo, en suelos o encimeras y estanterías puedes aportar por materiales como el mármol, que proporcionan un factor potenciador de la luz.

En cuanto al color, las opciones predominantes para paredes y otros elementos estructurales suelen ser los blancos atenuados, grises o azules claros, que proporcionan una cierta sensación de calma y languidez.

Suelos y superficies

No hay una regla escrita en cuanto al suelo ideal para una casa decorada al estilo neoclásico, si bien la tarima de madera puede ser una opción recomendable, por su mayor disponibilidad y precio asequible. En línea con lo que te comentábamos anteriormente, sin embargo, los decoradores más puristas suelen recomendar la baldosa como elemento integrador de los suelos, también a nivel visual, de cara a proporcionar una visión de conjunto.

Mobiliario de corte neoclásico

Como te mostrábamos, la clave de este estilo decorativo pasa por combinar y equilibrar elementos estructurales más o menos actuales con piezas de mobiliario de inspiración radicada en el XVIII o la antigüedad clásica.

La clave está en lograr el equilibrio. Pequeños toques como la presencia de cubreradiadores lacados en blanco o columnas jónicas a modo de soportes de macetas y fotografías aportan una elegante distinción. Del mismo modo, encargar frontones o marcos decorados para las ventanas logra un efecto visualmente agradable.

Del mismo modo, puedes apostar por mobiliario de madera maciza en cómodas, mesas principales y escritorios.

Los candelabros en imitación de plata son otros complementos propios de las propuestas de decoración neoclásica.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>