Menú principal

Cómo evitar la caída del pelo en otoño

caída del pelo

La llegada del otoño produce un efecto indeseado en un porcentaje notable de personas: la excesiva caída del pelo. Al igual que las hojas se desprenden de los árboles, los cabellos hacen lo propio de las cabezas y la preocupación se desata por la pérdida de volumen en la cabellera. Ante todo, tranquilidad. Los expertos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) aseguran que se trata de un proceso normal del cuero cabelludo, que se renueva al llegar esta estación del año.

Hay determinadas épocas más propicias para esta muda y el otoño es una de ellas. Y es que las personas renuevan su cabello de forma progresiva y no de golpe como ciertos animales. De hecho, de cada centenar de pelos hay entre un 12% y un 15% que están mudando continuamente. Haciendo una sencilla operación matemática, comprobamos que un ser humano tarda unos cuatro años en cambiar su cabello por completo. Si no hay problemas médicos de por medio, el pelo volverá a crecer de manera natural pasados unos meses, sin necesidad de iniciar un tratamiento.

Consejos para frenar la pérdida

La mayor caída del pelo en otoño responde al ciclo natural de los cabellos, que suelen morir en primavera y tardan 90 días de media en caerse (porque hay otros empujando para nacer). Aunque se trata de una circunstancia normal, muchos de los afectados se angustian y viven la situación con estrés. Por ello, vamos a desgranar unos cuantos consejos para mantener fuerte el cabello y frenar, en la medida de lo posible, su caída. Empezamos por la dieta. Llevar una alimentación variada y saludable es esencial lucir una cabellera fuerte y brillante.

En concreto, hay una vitamina que juega un papel fundamental en la salud del cabello. Es la biotina, una sustancia que se encuentra en dosis elevadas en la levadura de cerveza, el hígado de ternera y los huevos. Los minerales también son imprescindibles para frenar la caída del pelo. Sobre todo, el hierro y el cinc, que podemos ingerir a través de carnes, pescados, mariscos y verduras. Asimismo, el ácido fólico, presente en los vegetales de hoja verde, es otro componente beneficioso para el cabello.

Pero no sólo es importante la alimentación. También tiene mucho peso en este asunto el cuidado del cabello. Y es que resunta vital tratarlo correctamente cada día y, en especial, aportarle una hidratación adecuada. En caso de que el pelo esté seco y carezca de brillo, es fundamental administrarle colágeno, un producto para la reparación molecular y utilizar mascarillas o sérum para mantenerlo hidratado. En definitiva, con una dieta equilibrada y unos cuidados básicos, es posible lucir una cabellera sana y con volumen.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>