Menú principal

Cómo se contagia el ébola

Cómo se contagia el ébola

El mundo observa con preocupación la expansión del ébola fuera de las fronteras africanas. Con el primer contagio declarado fuera de este continente, las alarmas se han disparado. Según los datos con los que cuenta la Organización Mundial de la Salud, más de 8.000 personas han sido infectadas por este terrible virus sólo en África, de las cuales más de 3.500 han muerto. La inquietud ha crecido con gran celeridad debido al caso de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por ébola después de atender a uno de los dos misioneros trasladados desde Sierra Leona.

Además, se ha producido un segundo contagio fuera del continente africano. Se trata también de una trabajadora del ámbito sanitario que comenzó a mostrar síntomas de la enfermedad tras asistir al liberiano Thomas Eric Duncan en un hospital de Texas. Ante la aparición de estos casos, la pregunta que todo el mundo se realiza estos días es: ¿cómo se contagia el ébola? Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el asunto en este post.

Contacto directo

Para infectarse con el virus del ébola, es imprescindible que se produzca un contacto estrecho con una persona afectada por esta enfermedad. En concreto, la carga viral se encuentra en los fluidos corporales y la sangre de los enfermos, pero sólo cuando éstos ya presentan síntomas. La gravísima dolencia también puede contraerse a través del cadáver de un aquejado por ébola y por la exposición a objetos contaminados por secreciones de un infectado. En este sentido, es fundamental extremar las precauciones ante la saliva, la orina, las heces y el semen de las personas que ya están enfermas.

La ropa, las sábanas y demás ajuar de cama y las agujas usadas también son una potencial fuente de transmisión del virus. Es importante recalcar que no se produce un contagio por ébola por vía aérea ni por el agua, según explica el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Los expertos señalan que también es posible infectarse por el contacto directo con los fluidos corporales y la sangre de ciertos animales salvajes, como los monos y los antílopes selváticos, así como por consumir su carne si está cocinada de manera incorrecta.

No obstante, se considera que los murciélagos de la fruta de la familia Pteropodidae son los principales transmisores del ébola. Los síntomas iniciales incluyen fiebre súbita, gran debilidad y dolor (de garganta, cabeza y músculos). Después, aparecen los vómitos, las diarreas y una erupción en la piel. Las funciones renal y hepática comienzan a fallar y se producen hemorragias internas y externas. El período de incubación dura entre dos y 21 días, aunque normalmente los síntomas surgen entre los cinco y los diez días posteriores al contagio.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>