Menú principal

Consejos para evitar la alergia al polen

alergia al polen

Tos, estornudos que no acaban nunca, ojos enrojecidos, cefaleas, cansancio general, picor de garganta… los alérgicos saben (sabemos) lo mucho que se sufre en determinadas épocas del año en las que la tiranía del polen cae como una losa sobre nosotros. Este año se antoja complicado, pero desde Vita Nauta os queremos dar unos consejos para pasar este “trago” de la mejor manera posible.

Una primavera de alto riesgo

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) prevé para este año una estación primaveral de “alto riesgo” para los alérgicos. En este sentido, la concentración de granos por metro cúbico de aire es de 5.600, muy similar a la que se registró el año anterior. Aunque, tradicionalmente, la primavera trae consigo un mayor número de casos de alergia al polen, desde la  Seaic se alerta de la cada vez mayor incidencia de la alergia a la Alternaria, hongo presente en las plantas al que un 15% de la población es alérgico. En este caso se recomienda una vacunación específica.

Las estadísticas no mienten; y lo que dicen es que uno de cada cinco españoles son alérgicos al polen, lo que viene a ser unos diez millones de personas. Vivir en entornos urbanos es un factor que hace que las alergias tengan un efecto mucho más virulento sobre las personas que las sufren.

Medidas para aplacar la alergia al polen

El primero de los consejos que se pueden dar para evitar las alergias esta primavera es acudir al alergólogo. En este sentido, el tratamiento con antihístamínicos ayuda a combatir algunos de los síntomas más “engorrosos” de la alergia primaveral, tales como el picor de nariz y el “moqueo”, la irritación de garganta y el picor de ojos. También hay que disponer de colirio para los ojos y productos para descongestionar las fosas nasales.

En segundo lugar, si todavía no se ha iniciado el tratamiento, es recomendable que las personas alérgicas restrinjan al máximo sus salidas a la calle, especialmente durante las horas de sol. En caso de tener que salir habitualmente a la calle es recomendable utilizar gafas de sol, para que el efecto de la luminosidad y el polen no afecte de manera directa a nuestros ojos.

Otra sencilla idea para evitar las alergias en primavera es no ventilar la casa entre las 6 y las 11 de la mañana y entre las 19 y las 22:00, aproximadamente, ya que a estas horas los niveles de polen se encuentran en su punto álgido.

Del mismo modo, es recomendable no tender la ropa en el exterior de la vivienda y, si se tiene que salir a la calle, procurar lavar la ropa lo antes posible para no acumular polen en nuestras prendas.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>