Menú principal

Consejos para prevenir y tratar el pie de atleta

pie de atleta

El pie de atleta es una de las infecciones más comunes que se suelen tener en los pies, especialmente durante la época estival, dado que se cumplen ciertas características que predisponen la aparición de esta afección que puede llegar a ser bastante molesta.

El contagio del pie de atleta se produce por el contacto con otras personas que estén infectadas y se produce mediante las esporas del hongo, algo común en los vestuarios del gimnasio, la piscina, etc.

Asimismo, esta afección puede aparecer por un sudor excesivo en los pies, no secarse correctamente los pies cuando nos hemos duchado o bañado, tener una lesión en alguna parte del pie o las uñas y también por utilizar calzado muy apretado y de materiales sintéticos.

La infección del pie se inicia con pequeñas lesiones vesiculares entre los dedos y también en la planta del pie, con prurito que puede llegar a ser bastante intenso. En ocasiones también pueden aparecer pequeñas vesículas en zonas distales como son las manos, una reacción inmunológica de nuestro cuerpo al hongo.

¿Cómo prevenir el pie de atleta?

Para prevenir el pie de atleta es importante tener en cuenta estos consejos:

  • No compartir ropa ni toallas con otras personas.
  • Evitar andar descalzo en los vestuarios del gimnasio o de la piscina. Siempre debemos utilizar sandalias.
  • Debemos mantener siempre la piel limpia y secarnos bien después de la ducha o un baño.
  • Debemos cambiar de calcetines o medias todos los días.
  • El calzado deportivo es muy cómodo pero los especialistas recomiendan usarlo solo cuando se vaya a hacer alguna actividad física.

Es importante que si ya se tiene pie de atleta, a la hora de vestirnos hay que ponerse primero los calcetines para evitar que al ponernos la ropa interior podamos extender la infección a otras partes del cuerpo.

Tratamiento del pie de atleta

El tratamiento de esta afección es sencillo y no conlleva nada más que la utilización de cremas especiales o talcos que contengan sustancias como tolnaftato, uniconazol o clotrimazol entre otros.

Es recomendable que el tratamiento se extienda durante dos semanas hasta asegurarnos que la infección haya desaparecido, por completo, aunque siempre debemos seguir las recomendaciones de nuestro médico, porque a veces, cuando pensamos que ya ha hemos acabado con el problema, la infección puede volver a aparecer con el paso del tiempo, razón de más para supervisarlo y asegurarnos la completa salud de nuestros pies.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>