Menú principal

Cuando los antibióticos nos fallen

antibióticos

¿Qué ocurriría si, de aquí a unos años, los antibióticos cuya eficacia damos por sentada dejaran de hacernos efecto? Da miedo pensarlo, ¿verdad? Pues de acuerdo con informes de organismos muy especializados en la materia, podemos estar peligrosamente cerca de ese funesto y potencialmente catastrófico escenario.

La Organización Mundial de la Salud acaba de publicar un nuevo informe en el que advierte de que la excesiva ingesta de medicamentos ya es un grave problema en todo el mundo, ya que se está consiguiendo el efecto contrario al deseado con su uso. Es decir, la OMS advierte de que los virus y bacterias se están volviendo mucho más resistentes. Y esta resistencia es ya “una grave amenaza” para la salud humana. El informe Antimicrobial resistance: global report on surveillance muestra que la resistencia de las bacterias responsables de enfermedades como la septicemia, la gonorrea, la diarrea y la neumonía se está incrementando a niveles alarmantes, especialmente para aquellos antibióticos que se usan como último recurso en el mundo.

Por poner un ejemplo, desde la Organización Mundial de la Salus se establece que aquellas personas que sean infectadas por el Staphylococcus aureus (que produce desde infecciones cutáneas a neumonía, meningitis o sepsis) resistente a la meticilina tienen un 64% más de posibilidades de morir.   

Asimismo en países desarrollados como Canadá, Australia, Austria, Noruega, Japón, Suecia, Francia o Reino Unido ya se han detectado, de acuerdo con la OMS, casos de tratamientos de la gonorrea con cefalosporinas de tercera generación totalmente ineficaces. En estos casos estamos hablando del que sería el último recurso terapéutico para una enfermedad que es contraída cada año por un millón de personas.

Recomendaciones en el uso de antibióticos

Como vemos, gran parte de la “culpa” de que los virus y bacterias se estén poniendo peligrosamente “cachas” la tenemos nosotros por el uso y abuso que hacemos de los antibióticos en el hogar. Sin embargo, éstos no son caramelos y, en primer lugar, debemos utilizarlos sólo cuando un médico especialista nos los haya prescrito.

Asimismo, es de vital importancia de que nos concienciemos de la necesidad de completar los tratamientos que nos hayan prescrito, independientemente de que nos encontremos mejor. También es recomendable no utilizar los medicamentos que hayan sobrado de prescripciones precedentes.

Si autoridades sanitarias, gubernamentales y nosotros mismos no nos concienciamos de la necesidad de emplear los antibióticos con juicio nos enfrentamos a un panorama en el que, como anticipa el subdirector de la OMS, Keiji Fukuda, enfermedades e infecciones perfectamente tratables y de importancia menor hasta la fecha, desde hace décadas, pueden volver a ser graves o mortales.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>