Menú principal

Demencia, la enfermedad del olvido

demencia, la enfermedad del olvido

La pasada semana conocíamos la triste noticia de que el guitarrista rítmico, compositor y verdadero “cerebro en la sombra” de los legendarios AC/DC, Malcolm Young, padece demencia. La mente que se encargó de orquestar el asalto al Olimpo del rock de los australianos, y de paso componer himnos tan icónicos del rock como ‘Back in Black’, ‘For those about to rock’, ‘Highway to hell’ o ‘Thunderstruck’, se apaga lentamente, incapaz de retener recuerdos inmediatos. Es el último rostro conocido de una enfermedad que, cada año, afecta a unos 7,7 millones de nuevos pacientes, de acuerdo con las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La enfermedad del olvido

Según la OMS, en todo el mundo hay alrededor de 37 millones de personas que sufren demencia, el 70% de ellas causada por el Alzheimer. Estamos ante la principal causa de discapacidad entre las personas mayores a nivel mundial. El síndrome afecta tanto a la memoria y el aprendizaje como a las operaciones de cálculo, la orientación o el lenguaje, entre otras capacidades.

Síntomas de la demencia

Pese a que esta enfermedad se manifiesta de manera distinta en función de la edad y la persona, hay una serie de rasgos o síntomas que deben hacernos saltar las alarmas. La demencia en edades tempranas, antes de los 50-60 años, suele ignorarse, ya que sus indicios se confunden con despistes puntuales. Olvidos más o menos habituales, problemas de ubicación o pérdida de la noción del tiempo son los rasgos más característicos en esta fase.

La demencia intermedia suele venir marcada con el comienzo de la erosión en la memoria inmediata, olvidos en nombres e identidades de personas conocidas o con dificultades motoras. La etapa tardía de la demencia se caracteriza por una intensificación de los síntomas anteriormente descritos, hasta que la persona queda incapacitada en la práctica.

Factores de riesgo

Pese a que la medicina ha avanzado en la investigación sobre la demencia en los últimos años, esta enfermedad mental degenerativa no tiene cura. La prevención y un diagnóstico precoz son las únicas armas para, al menos, mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Realizar actividades diarias para ejercitar la memoria, prevenir posibles enfermedades cardiovasculares o huir del tabaquismo y el sedentarismo son algunos de los consejos más habituales de los profesionales para evitar la demencia.

Los expertos calculan que el número de casos de demencia en el mundo se duplicarán cada 20 años a partir de ahora.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>