Menú principal

Ébola, el virus más letal

ébola

Desde el mes de enero, el nuevo brote de Ébola que se ha desatado en África, con especial virulencia en Guinea Konakry, ya se ha llevado la vida de 1.011 personas, de acuerdo con las estimaciones realizadas por Médicos sin Fronteras. La sóla mención de esas cinco letras crea en todo el mundo una sensación de malestar y miedo. No en vano estamos hablando del que, probablemente, sea el virus más agresivo y terroríficamente mortal que jamás haya conocido el ser humano, ante el que muy poco puede hacerse y que, de contraerse, casi representa una sentencia de muerte dolorosa y agónica. Pero ¿cómo se transmite?¿existe cura para esta enfermedad?¿Podría llegar el Ébola a Europa? Hoy tratamos de responder a algunos de esos interrogantes.

En qué consiste el Ébola

Este virus pertenece a la familia filoviridae, y fue identificado por vez primera en el año 1976 en un brote epidémico generado en la República Democrática del Congo. Esta fiebre hemorrágica terriblemente contagiosa afecta tanto a personas como a animales. El contacto con los fluidos de la víctima (sangre, esputos, sudor, orina…) provoca el contagio; el periodo de incubación de la enfermedad suele producirse, de manera más habitual, entre los 5 y los 12 días. Se cree que ciertos murciélagos de la fruta son los huéspedes de este virus que, en el año en que se detectó, acabo con cerca de nueve de cada 10 personas contagiadas.

Síntomas del Ébola

La sintomatología del Ébola suele presentarse de improviso y estar marcada por fiebres muy altas, dolores musculares intensos e incluso parálisis y cefaleas. Sin embargo, la aparición de heridas, llagas y erupciones en la piel del paciente es el síntoma más visible asociado a esta enfermedad.

En el periodo más grave, se producen hemorragias en todo el tubo gastrointestinal, lo que provoca que el afectado sangre en sus deposiciones y por la boca. 9 de cada 10 personas que contraen el Ébola fallecen, la mayoría a causa de una fatal pérdida de sangre.

Tratamiento del Ébola

El tratamiento de este virus se complica ya que, en la actualidad, sólo hay en el mundo cinco instalaciones lo suficientemente equipadas para estudiarlo, entre ellas el conocido Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta.

Pese a todo, los expertos creen que las posibilidades de que el Ébola se desarrolle fuera de África son muy bajas. Las características del Ébola como virus caliente y su agresividad y rápido periodo de incubación hacen casi imposible que una persona enferma o infectada pueda viajar sin ser detectada.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>