Menú principal

En qué consiste una liposucción

liposucción

El problema de los kilos de más afecta a millones de ciudadanos en el mundo. Normalmente, los médicos indican seguir una dieta baja en calorías y practicar deporte varias veces a la semana. Pero está fórmula no funciona igual para todo el mundo. Es el caso de las personas que tienen la grasa localizada. En esta situación, es necesario realizar una intervención quirúrgica para eliminar los antiestéticos depósitos adiposos que se acumulan en determinadas partes del cuerpo. Así las cosas, la liposucción es la solución idónea en la mayoría de estas coyunturas.

Se trata de una operación sencilla y la recuperación del paciente no tiene una larga duración. Es una técnica muy extendida, tanto que, cada año, se efectúan en España alrededor de 20.000 liposucciones. De hecho, los buenos resultados que se consiguen con esta intervención han provocado un aumento espectacular de liposucciones en los últimos años, ya que la cifra se ha cuadriplicado a nivel mundial. El primer paso consiste en conocer el historial de la persona que va a someterse a la operación, aunque no existen demasiadas contraindicaciones y el grueso de pacientes que quiere someterse a una liposucción puede hacerlo sin problemas.

Abdomen y cartucheras

Hay diferentes tipos de liposucciones, en función de la zona que se vaya a tratar. Las áreas del abdomen y las cartucheras son dos de las más conflictivas si hablamos de grasa localizada. Pero también se realizan con frecuencia en los flancos, la papada, la espalda, las rodillas… De forma habitual, la extracción del tejido adiposo se realiza mediante una cánula que está conectada a una máquina de succión, aunque existen otras técnicas, como el sistema mediante ultrasonidos.

La grasa se desprende fácilmente, puesto que antes de aspirar, el especialista introduce en la zona a tratar una solución salina que facilita que el tejido adiposo se desprenda de la piel y el músculo. Una ventaja añadida es que la grasa extraída durante la liposucción puede utilizarse para modelar otras partes del cuerpo. En este sentido, es frecuente inyectarla en los pechos o los glúteos para aumentar su tamaño o redefinir su forma. Esta técnica se denomina lipotransferencia.

La liposucción es un procedimiento seguro, pero es fundamental ponerse en manos de profesionales para evitar correr riesgos innecesarios. Centros como Clínica Iliou (http://www.clinicailiou.com/), que aseguran a sus pacientes las máximas medidas de seguridad y un control exhaustivo tras la intervención. El postoperatorio dura entre uno y varios días, depende del tipo de liposucción que se haya realizado. Durante varias semanas, el paciente tendrá que llevar una faja para que la piel recupere su firmeza y se adapte al nuevo volumen.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>