Menú principal

La obesidad infantil en España

la obesidad infantil en España

La obesidad en España es un problema que afecta a cada vez más niños. El progresivo abandono de la dieta mediterránea y el menor número de horas que los niños y adolescentes españoles le dedican a la práctica de deportes son factores que han hecho repuntar en gran medida los datos acerca de la obesidad que se registran en nuestro país. En este sentido, los niveles y porcentajes de sobrepeso y obesidad que se dan en los más pequeños de la casa ya superan a los que se registran de media en la población adulta de nuestro país.

Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se apunta como otra causa el hecho de que el 6,2% de los jóvenes y niños en nuestro país no desayunan convenientemente, si es que desayunan, lo que está, de acuerdo con la cartera de salud, directamente relacionado con estas cifras. La obesidad en la población infantil y juvenil en nuestro país ya se sitúa en un alarmante 13,9%. En concreto, en el grupo de edad entre los 6 y los 12 años, la prevalencia de la obesidad o el sobrepeso es del 16%.

En este sentido, a nivel Europeo es uno de los líderes en cuanto a tasa de obesidad infantil, curiosamente a la par en la cabeza de ese ranking con otros países mediterráneos. Desde el Ministerio no se duda en calificar de “epidémica” la obesidad infantil en España.

De acuerdo con los datos facilitados por los expertos, un niño tiene sobrepeso cuando su índice de masa corporal supera el percentil 85. Estamos ante un caso de obesidad si pasa de la barrera del percentil 95 y, en caso de situarse por encima del 99, ya estaríamos hablando de un caso de obesidad mórbida.

Los especialistas apuntan a que en 9 de cada 10 casos, la genética, el ambiente o condicionantes físicos son la causa del problema, aunque también se cita como factor determinante el sedentarismo y una dieta poco equilibrada. En este sentido, nutricionistas y expertos recomiendan que, además de llevar una dieta balanceada (frutas y verduras 5 veces al día, carnes a la plancha, ensaladas y platos de cuchara más habitualmente, evitar a toda costa la bollería industrial…) es necesario que los niños practiquen de una a dos horas de deporte medio o intenso al día, de tres a cinco días a la semana. En este caso, el ejemplo que los padres den a los pequeños desde la infancia es esencial.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>