Menú principal

Los riesgos de no llevar una dieta equilibrada

llevar una dieta equilibrada

La comida, una dieta equilibrada, es básica para el funcionamiento del cuerpo humano. Es la gasolina que nos ayuda a funcionar durante el día. Sin embargo debemos plantearnos, ¿comemos de manera racional? ¿Ingerimos las calorías que precisamos o nos pasamos por exceso o defecto?

La última entidad supranacional en alertar de los riesgos de desarrollar una alimentación deficiente has sido la Organización de las Naciones Unidas. La ONU, a través de su relator especial Oliver de Schutter ha advertido esta semana que una mala alimentación puede (y, de hecho, lo hace) provocar más problemas de salud y fallecimientos que el tabaco.

La ingesta diaria de calorías necesarias no es igual para todo el mundo. Depende de la edad, la altura, el sexo o el nivel de actividad física diario que se desarrolla. Los expertos establecen que, de media, para los hombres es precisa una ingesta de unas 24 calorías por kilo de peso y poco más de 21 en el caso de las mujeres.

‘Pesa’ más el exceso que el defecto

Tanto desde la ONU como desde organismos como la Organización Mundial de la Salud se pone el acento en que el índice de obesidad en ciertos países desarrollados se acerca al 50% de la población y que las dolencias y enfermedades asociadas al exceso de peso se cobran ya considerablemente más vidas que la deficiente alimentación. Y es que casi siete de cada 10 ciudadanos del planeta tierra vivimos en países en los que la sobrealimentación causa más fallecimientos que la deficiente alimentación.

Y es que la diabetes y las enfermedades de tipo cardiovascular van de la mano con un incremento de peso. Desde la Organización Mundial de la Salud se recomienda el ejercicio físico entre tres y cuatro veces a la semana como complemento al desarrollo de una dieta equilibrada y rica.

La FAO (organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) establece que en torno al 24% de los adultos en España sufren de problemas de obesidad en mayor o menor grado. Estos datos nos sitúan muy por encima de lso que se registran para el conjunto de Europa Occidental (18%) y también con respecto a países de nuestro entorno como Francia (15,6%), Italia (17,2%) o Grecia (17,5%). En este sentido, los expertos culpan a un progresivo abandono de la dieta mediterránea como causa de esta mayor tendencia a la obesidad en los adultos de nuestro país.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>