Menú principal

Pautas para dormir bien

dormir bien

Un buen descanso es fundamental para que nos encontremos bien en nuestra rutina diaria. Pese a la importancia de disfrutar de un sueño reparador, los expertos en esta materia estiman que un 30% de la población tiene problemas a la hora de dormir. La Asociación Española del Sueño (Asenarco) calcula que el tiempo de sueño se ha rebajado en un 20% durante el último siglo. Es decir, que dormimos alrededor de dos horas menos cada día.

Se han realizado numerosísimos estudios para descubrir las pautas para obtener un buen descanso. En el Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas, por ejemplo, ofrecen una serie de recomendaciones para ayudar a las personas a conciliar el sueño más fácilmente, así como para que éste sea más relajado. Evitar las cenas abundantes y pesadas es una norma básica. Y es que hay que procurar que las digestiones sean livianas.

Como mínimo, los alimentos deben de ingerirse una hora y media antes de irse a la cama. Los dulces, los refrescos y las bebidas excitantes están totalmente desaconsejados a partir de media tarde. Crear un entorno adecuado para dormir también es importante. El dormitorio tiene que reservare para esta actividad y para mantener relaciones sexuales. Otro punto relevante es procurar que no penetre luz en la habitación porque, gracias a un proceso hormonal, al reducirse la luminosidad aumenta la somnolencia.

Una tendencia que ha provocado un cambio en los patrones de sueño es el uso masivo de la tecnología. Según diversas investigaciones realizadas en los últimos años, las pantallas de ordenadores, televisores y móviles provocan alternaciones en el organismo. El cerebro se resiste a que el cuerpo entre en ese placentero estado de relajación y, por tanto, el sueño tarda más en llegar. Por otro lado, el deporte es muy bueno para la salud, pero no justamente antes de irse a la cama.

Efectuar ejercicios intensos antes de dormir causa un estado de excitación que no ayuda a conciliar un sueño reparador. El momento ideal para ello es a media tarde. Seguir una rutina también puede ser muy beneficioso. Hacer las mismas tareas todas las noches antes de dormir puede ayudar a que Morfeo llegue con más rapidez. Tomar un baño y leer durante diez minutos es un patrón idóneo para inducir al sueño.

Además de tener en cuenta estos consejos, es vital que el colchón sea adecuado. En este sentido, los materiales naturales, como la crin de caballo, el algodón y el lino, son los más aconsejables. Ventilarlo a diario y mantenerlo en perfectas condiciones higiénicas es fundamental para asegurar un descanso óptimo. Después de estas recomendaciones, sólo nos queda decirte una cosa: ¡Felices sueños!

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>