Menú principal

Practica el running de alta intensidad

hiit

Seguro que si llevas una temporada corriendo has llegado a un punto en el que te cuesta progresar. Es normal. Para subir peldaños en la escalera del ‘running’ es necesario variar de vez en cuando tus entrenamientos, alternando jornadas de resistencia con otras más intensas y exigentes.

El entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT, según sus siglas en inglés) consiste, grosso modo, en la alternancia de periodos de entrenamiento de intensidad cardiovascular moderada con otros más cortos de intensidad cardiovascular intensa.

Estamos ante unas rutinas que permiten, en primer lugar, ir aumentando de manera progresiva la resistencia y capacidad de aquellas personas que los ponen en práctica habitualmente. En segundo lugar, son entrenamientos ideales de cara a la quema de grasa.

Asimismo, mejoran la capacidad pulmonar del corredor y moldean su musculatura. Si nunca has probado con estas rutinas, es recomendable que empieces progresivamente, tal vez una vez por semana, para ir subiendo el número de sesiones con el tiempo.

Calentar

Lo primero que tienes que hacer es estirar y calentar correctamente. Trata de practicar ejercicios de estiramiento 10 minutos, antes de ponerte a correr. Tras los estiramientos, los primeros cinco minutos de cara a realizar un entrenamiento en intervalos de alta intensidad deben ser de calentamiento, es decir, corre a ritmo pausado durante unos 5 minutos.

Comienza la rutina

Una buena rutina de entrenamiento en intervalos de alta intensidad comienza con 10 minutos de carrera. Si bien no a un ritmo terriblemente exigente, si más intenso que durante los cinco minutos previos de calentamiento.

El HIIT comienza con un sprint de 30 segundos a un minuto (en función de cómo te veas los primeros días), a la máxima velocidad que puedas. Una vez realices el sprint, vuelve a correr a ritmo moderado durante dos o tres minutos para bajar pulsaciones. Repite estos intervalos cuatro veces.

Para terminar, una vez que hayas realizado los mencionados intervalos cuatro veces, corre a ritmo suave de calentamiento, durante unos diez minutos.

Con esta sencilla rutina, puesta en práctica de manera regular, verás cómo se incrementa tu resistencia, mejora tu tono muscular y cardiorespiratorio. Es la manera ideal de pasar de ser un un buen amateur del running a un corredor aficionado casi profesional.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>