Menú principal

Señales que avisan de una enfermedad renal

enfermedad renal

Nuestros riñones son los encargados de depurar, absorber y filtrar el agua, sales e iones que entran en nuestro organismo para la producción de orina. Son, en este sentido, el órgano esencial del sistema urinario, ya que nos permite tener una sangre pura.

Las dolencias del riñón, por eso, pueden llegar a ser molestas, en el mejor de los casos (como en el caso de los cálculos), y realmente graves, en el peor. Hoy queremos mostrarte, a efectos preventivos, cuáles son los síntomas de una enfermedad renal.

La detección es la clave

Ser rápido en ir al especialista en cuanto detectamos los síntomas de enfermedad en el riñón es fundamental. Y es que el problema de este tipo de males reside en que permanecen, digamos, latentes y los síntomas sólo se manifiestan cuando la enfermedad ya está bastante avanzada.

Atención al orinar

Obviamente, cualquier cambio que se produzca en nuestra orina (olor, color, presencia de sangre, dolor…) ha de servir de aviso. Del mismo modo, tampoco es buena señal un aumento anormal de nuestras visitas al baño, ni unas ganas extraordinarias de orinar que, al hacerlo, vayan acompañadas de la liberación de poco o ningún líquido.

Hinchazón y abotargamiento

Si nuestros riñones no funcionan como deben, es fácil que nos veamos hinchados por la retención de líquidos. Esto suele suceder en las extremidades inferiores, si bien también puede acumularse líquido en manos y cara.

Alteraciones en el gusto

Si nuestros riñones no filtran correctamente, los deshechos tienden a acumularse en el torrente sanguíneo. Esto provoca un clásico mal sabor de boca e, incluso, halitosis en la persona que padece la enfermedad renal.

Dolores en la zona

Pinchazos en el riñón, dolores que se irradian a toda la zona del costado, tremendo escozor en cualquier parte del tracto urinario… estos son los claros síntomas de un cólico nefrítico. Las piedras en el riñón generalmente están ocasionadas por algún elemento de la dieta de la persona que no se puede procesar correctamente (calcio, vitamina C…) y que se acaba acumulando en el riñón en forma de piedras. Cuando la litiasis renal se produce por este motivo no es necesariamente grave, pero si muy molesta y dolorosa.

Erupciones cutáneas

Cuando los riñones no filtran bien, las toxinas se van acumulando en el organismo, lo que puede hacer aparecer manchas, enrojecimientos y picores en diferentes partes del cuerpo. Del mismo modo, este aumento de los niveles de toxinas en sangre puede generar ganas de vomitar en el paciente.

Muchas personas que sufren enfermedades renales también pueden pasar por periodos de fatiga y decaimiento extremo, así como dificultades respiratorias, falta de apetito y bajadas de la temperatura corporal.

Lo mejor que puede hacerse es, en cuanto se experimenta algún síntoma anómalo, como los que hemos citado, se acuda al especialista para un análisis específico.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>